Coaching y Psicología, la mixtura perfecta de Laura Bustamante

A la costarricense, Laura Bustamante, no le alcanzarían todas las flores de su ciudad, Heredia, para obsequiárselas a quienes a lo largo de la vida le han ayudado en su crecimiento personal; como tampoco le bastarían en caso de que resolviera premiarse a sí misma por tanta laboriosidad.

Laura es Coach Profesional de Excelencia certificada por la Academia de Coaching y Capacitación Americana (ACCA), un proceso de aprendizaje que le favoreció para crear su propia marca personal y los servicios profesionales en Coaching y Mentoring, que simultáneamente maneja con su trabajo de líder en un área de Recursos Humanos en una importante empresa de Retail.

Es una apasionada por comprender la mente y el comportamiento humano, lo cual la ha llevado a formarse en diferentes áreas, como la psicología. Es Master en Programación Neurolingüística, Mentora en Liderazgo y, actualmente, se encuentra estudiando un posgrado en Felicidad y Bienestar Organizacional.

Laura es una mujer simpática, locuaz y con una capacidad extraordinaria para resumir sus respuestas con exactitud, sin que las palabras pierdan el sentido. Basta con escuchar a Laura para deducir la importancia que tuvo para ella el proceso de certificación en 14 semanas, el cual concluyó con una excelente conferencia ante el panel de mentores de la ACCA.

De entonces a la fecha han pasado cuatro años, en los que no ha dejado de estudiar, aprender y trabajar, con la energía natural de sus poco más de treinta años edad.

¿Por qué te involucraste en el universo del coaching?

Desde hace más de diez años que inicié a estudiar psicología y a trabajar en el mundo del desarrollo del talento, me apasioné por entender el comportamiento humano y comencé a observar que las personas puede cambiar sus conductas si cuentan con las herramientas necesarias que les permitan transformar sus patrones de pensamiento, y por ende su manera de SER y HACER las cosas.

Mi afán por aprender acerca de la mente humana me ha llevado a desarrollarme y complementar la psicología con programas de Talento Humano, Habilidades Gerenciales, Bienestar, Bioneuroemoción y Biodescodificación, Mentoría en Liderazgo, Programación Neurolingüística y, para terminar de fortalecer herramientas y técnicas clave para trabajar con el potencial de las personas, decidí certificarme como Coach Profesional.

Me dedico a trabajar con personas que buscan evolucionar desde cualquier aspecto: mental, físico, emocional y espiritual. Estoy clara que mi propósito de vida está alineado con lo que hago: ayudar a otras personas a desarrollar su máximo potencial, cambiar patrones y creencias mentales, y materializar sus sueños convertidos en metas.

¿Cómo se produce tu conexión con la Academia de Coaching y Capacitación Americana?

Busqué en muchas academias y centros de estudio, en Costa Rica, España, Londres, y Estados Unidos.

Para mí es muy importante las referencias de personas que hayan llevado certificaciones y parte de es

os testimonios que pude conseguir, fueron el motivo de mi decisión. Me decidí por la ACCA por esos testimonios, por el trato y servicio que recibí desde el primer día, por su calidad humana y el profesionalismo que me demostraron tener.

¿Cuáles son tus mejores vivencias del proceso de certificación?

 La multiculturalidad que pude experimentar. Estar rodeada de personas de países como España, Cuba, Argentina, Panamá, Ecuador, Bolivia, Venezuela y Estados Unidos, fue súper enriquecedor. Te abre la mente a ser más orientado al cambio, más empático, y aprendes muchísimo de los demás.

¿Qué beneficios te proporcionó certificarte como coach en la ACCA?

Desde que me certifiqué he podido trabajar procesos de coaching con muchas personas de diferentes países.

He ofrecido mis servicios profesionales desde entonces y he puesto en práctica lo aprendido en procesos de coaching con aspirantes a puestos políticos que quieren consolidar su liderazgo o necesitan herramientas para liderar, con CEOs de empresas en LATAM, Gerentes y Jefes de equipos que buscan técnicas para gestionarse, o bien, necesitan autoconocerse para desarrollar su máximo potencial. También he apoyado a personas que están lanzando su emprendimiento y otras que buscan evolucionar hacia la mejor versión de sí mismas.

Les invito seguir mis redes en Instagram y YouTube: Coach_LauraBustamante y en Linkedin: Laura Bustamante. ¡Será un honor tenerlos dentro de mi círculo de contactos!

¿Hasta qué punto el coaching contribuye a la transformación de las personas?

¡Muchí

simo! El coaching ofrece herramientas que nos permiten tener diferentes puntos de vista de una misma situación, ver aquello que no s

e ve a simple vista, solo hasta que se confronta con la realidad. Eso hace que nuestra mente se abra al cambio y fluyan con mayor facilidad nuevas opciones. Este proceso logra que las personas se transformen constantemente, que evolucionen hacia lo que quieren ser.

 ¿Qué opinión te merece el equipo de mentores de la ACCA?

Realmente valoro mucho todo el apoyo y el acompañamiento que el equipo de mentores me brindó. En todo momento me sentí guiada, y mis dudas me las aclaraban con la mejor actitud.

¿Tienes alguna recomendación para los indecisos, que no se atreven a entrar en el coaching?

Creo que el coaching no es para todas las personas. Debes tener un sentido de responsabilidad muy grande, porque estás trabajando con los sueños y metas de otras personas.

Si realmente te apasiona servir, guiar, acompañar, orientar a otros y verlos transformarse, ¡el coaching es para vos!

¿Quieres comentar algo más que pudiera ser de interés para quienes leen esta entrevista?

En el coaching no existen recetas estandarizadas; cada proceso es y será diferente. El buen coach debe comprender esto, y así ofrecer un servicio adaptado a la necesidad de sus clientes.

En cada proceso de coaching se debe poner alma, mente y corazón, entendiendo que cuando el coachee alcance los objetivos planteados, lo estarás alcanzando vos también como coach.

Colofón indispensable.

Hace cuatro años, Laura Bustamante, tuvo que viajar a Miami para asistir a la semana presencial prevista en su proceso de certificación; muy diferente a como es ahora, que se puede hacer completamente online.

En cada reflexión de esta Coach de Excelencia, subyace la experticia de una profesional formada por una institución como la ACCA, donde el acompañamiento y el rigor andan tomados de las manos de su equipo de mentores.