«Líder, poderosa, abundante, próspera y exitosa». Así es Jacqueline Betancourt.

Entrevistar a la mentora, Jacqueline Betancourt, significa aproximarse a las raíces de la Academia de Coaching y Capacitación Americana (ACCA), al coaching, y a un sinfín de experiencias, conexas con la transformación y el crecimiento de los seres humanos.

Esta caraqueña de pura cepa – comunicadora por excelencia -, llegó a los Estados Unidos acompañada por sus dos hijas, con solo 150 dólares en la cartera, y dos de maletas atestadas de sueños.

Casi 20 años después, Jacqueline Betancourt, es hoy la «líder, poderosa, abundante, próspera y exitosa», que una de sus amigas auguró cuando transitaba por uno de los períodos más complejos de su vida.

¿Cómo fueron tus inicios en la ACCA?

Los inicios en la ACCA para mi fueron muy interesantes, marcaron huellas en mi vida, porque se conjugaron dos momentos muy importantes para mí: el reencuentro con un viejo amigo, de muchos años de amistad; y, en segundo lugar, por el nacimiento de mi primer nieto.

Me acuerdo que yo estaba caminando por los pasillos de la clínica Lake Land, en Orlando, Florida, cuando de momento sonó el teléfono. Me estaba llamando el relacionista público de la Academia, en aquel entonces Centro Humano de Desarrollo Global, para decirme que el doctor Jeff García quería hablar conmigo, y que tenía una propuesta de trabajo para mí. Yo le dije al relacionista público que en ese momento no podía regresar a Miami, porque estaba en el nacimiento de mi nieto. Sin embargo, al día siguiente agarré mi carro y me reencontré con el Doctor García. Él y yo teníamos muchos años de amistad. Así que nos volvimos a reencontrar; ya él empoderado con esta Academia – como te dije -, entonces Centro Global de Desarrollo Humano, e inmediatamente me dijo: Jacqueline, ¿qué estás haciendo? Te necesito.

Me formó, me entrenó e inmediatamente me puso en un vuelo hacia Argentina. Y desde el 2008 hasta ahora no he parado de viajar, de formar, de enseñar, y, sobre todo, de trabajar mano con mano, hombro con hombro, con esa excelente pareja conformada por Jeff García y su esposa Odalys Benavides.

Ya, realmente, no los veo como mis superiores sino los veo como mi familia, como mis hermanos. Mi eterno agradecimiento a estas dos personas, porque creyeron en mí en un momento muy especial de mi vida, depositaron su confianza en mi trabajo y mi profesionalismo; y a cada país que he ido los represento a ellos y a la Academia con mucho amor, con mucha entrega, y, sobre todo, con mucho compromiso por esa confianza que han depositado en mí. Siempre le estaré agradecida, y le pido a Dios que los siga bendiciendo, porque realmente somos familia.

¿Qué valor agregado le atribuyes integrar el equipo de la ACCA?

Gran pregunta. El valor agregado que yo le veo al integrar el equipo de la ACCA es que somos un gran equipo al servicio de los procesos de transformación y formación como coach profesionales en excelencia de nuestros aprendices, a los cuales estamos dedicados, cada uno de nosotros.

De verdad que hoy en día le sumamos todas las personas que se han comprometido y se han puesto la camiseta de la ACCA, y forman parte de este gran equipo que estamos trabajando fuertemente para tener las últimas técnicas de coaching al día, las últimas especializaciones que está demandando el mercado. Aquí en la Academia estamos trabajando para ser proactivos y estar a la vanguardia de lo que el coaching a nivel mundial está ofreciendo.

¿Cómo ves hoy a la Academia rumbo a sus 15 años de existencia?

La veo grande, creciendo en muchas áreas de las que tenemos ahora. Con todo lo que he hoy está pasando, esta revolución digital no nos cae de sorpresa, porque nosotros tenemos ya más de 12 años siendo la escuela número uno online a nivel internacional en lo que a coaching se refiere; por tanto, esto no nos ha caído por sorpresa; porque somos los pioneros en esta área de educación virtual.

Gracias a esta situación las matrículas están creciendo muchísimo, muchas personas están viniendo a las aulas virtuales de la Academia. A sus 15 años yo veo la academia en inglés; bueno, de hecho, es una meta, ya para el año que viene nuestro objetivo es ofrecer los servicios de formación como Coaches Profesionales al mundo anglosajón. Ya estamos trabajando en ello.

Estamos también trabajando en un proyecto de investigación muy interesante, donde varios investigadores, entre ellos yo, formamos equipo para buscar todas las bases científicas disponibles que tenemos, para demostrar que el coaching puede ser considerado ya como una ciencia, o una pseudociencia y de esta manera poder cumplir nuestro gran sueño de – dentro de poco ya verás la gran noticia -, tener nuestra primera universidad internacional de coaching. Así veo a la ACCA a sus 15 años.

Además, para un futuro muy inmediato abrir nuestro Canal de Televisión, oficialmente como ACCA TeVe, donde tendremos una programación muy actualizada y amena del mundo del coaching. Estamos desarrollando nuestros Podcasts de manera extraordinaria con grandes resultados…y como verás, estamos al día con todo lo referente a Seminarios, Ferias de libros Internacionales, nuevas especialidades de coaching en alianza con nuestra renovada International Coaching and Mentoring Federation (ICMF), entre otras sorpresas en formato digital.

¿Por qué decidiste vincularte al mundo del coaching?

Realmente, estaba pasando por un proceso bien interesante y bien difícil en mi vida, cuando una amiga se me acercó y me dijo que ella veía en mí un ser líder, poderoso, abundante, próspero y exitoso; algo que yo misma no lo creía; yo misma no me veía así de esa manera. Sin embargo, ella sí veía mi grandeza, y yo en mi proceso de saboteo interno nunca me veía así. Entonces, ella fue la primera que me habló de coaching, y me permití ese regaló a los 44 años.

Desde aquel entonces hasta ahora ha sido un proceso de transformación constante, porque cuando te das cuenta que eres resultado de unas improntas, de unas creencias limitantes, de una programación que ni siquiera fue tuya, sino que fue heredada o te la enseñaron o fue adquirida, eso duele. Duele reconocer que como te programaron o como te formaron, de poco me sirvió. Cuando tú mismo eres tu propio saboteador, cuando tú mismo eres la persona que te encargas de robarte tus sueños, cuando tú mismo eres la persona de anularte, de irrespetarte, entonces allí, cuando me di cuenta de todo esto a los 44 años, decidí hacer un cambio y trabajar muy de lleno con mi SER.

Sí, fue un proceso duro; no lo niego, lloré bastante. Tuve mucho trabajo de desprogramación; reprogramación y empoderamiento; y fíjate, que hoy en día soy la mujer líder, poderosa, abundante, próspera y exitosa que mi amiga veía en mí y que yo no era capaz de ver. Y ahora yo sí me veo así: líder, poderosa, abundante, próspera y exitosa. No solamente que me veo, sino que soy, y eso es lo que proyecto también.

¿Cuál es la filosofía de la Academia de Coaching y Capacitación Americana y a qué le atribuyes su auge?

Primero que todo, nosotros hemos hecho énfasis en el SER, HACER y TENER como principios filosóficos en nuestra Academia, porque nosotros estamos reprogramando las programaciones mentales que trae el ciento por ciento de nuestros aprendices.

Recuerda que todos nosotros fuimos programados bajo una cosmovisión que nos hace confundir el SER con el TENER; es decir, a nosotros nos han programado desde pequeños para que tengamos un buen carro, para que tengamos un título universitario, para que tengamos un buen matrimonio, para que tengamos dinero, para que tengamos buenos hijos; y nos han hecho creer que teniendo y acumulando cosas materiales es lo que te va a dar la felicidad.

Cuando llegas al coaching nosotros te enseñamos lo opuesto a esta fórmula que te han dado en la calle o en la vida, y te enseñamos a vivir desde el SER para HACER y luego TENER; donde le damos más importancia aquí es que estés en congruencia con tu esencia como ser, con tu originalidad, con tu autenticidad; y al tú estar conectado con tu SER puedes ver mejorar los resultados en tu vida, porque al desarrollar tu ser, primero te     desprogramas de esas creencias limitantes que te han venido afectando hasta hoy, para luego comenzar a hacer un proceso de reprogramación que te lleve a empoderarte. Es aplicado a la fórmula SER, HACER y TENER, porque te enseñamos a vivir desde el SER auténtico, conectado con tu esencia, para que luego en consecuencia tomes acciones, que sería el HACER, y te lleven a la meta, que sería el TENER como resultado. De esta manera todos nuestros aprendices, bajo esta filosofía, han logrado resultados extraordinarios.

El auge que estamos viendo en este momento es que ya la gente está inconforme con lo tradicional, ya la gente está inconforme con todas estas otras alternativas que conocemos como seres humanos y que son tan lentas para ver resultados. En cambio, cuando vienes a un proceso de coaching, tú inmediatamente – no estoy exagerando -, puedes ver resultados extraordinarios en tu vida, porque te descubres tú mismo; eres tú, a través del acompañamiento de tu coach, cuando haces procesos que descubres cómo has venido viviendo tu vida, bajo una programación adquirida o aprendida que te ha saboteado tus resultados como adulto.

El auge también se debe a que las personas ya están buscando opciones y herramientas que sean efectivas y que pueden ser duraderas en el tiempo; y el coaching es una de ellas, porque una vez que tú entras y conoces el proceso, ya tú lo vas a seguir aplicando para el resto de tu vida. Entonces, hoy por hoy, ese es el auge que tiene el coaching en el mundo. Es otro nivel de conciencia, es otro nivel de despertar de hombres y mujeres que ya están cansados de lo mismo, y están viendo en el coaching respuestas a las preguntas existenciales de la vida, que hasta ahora no habrían podido hallar en otras alternativas o en otras terapias.

Y lo bonito es, que es consistente en el tiempo. Una vez que tú logras desprogramarte, y entrar con una nueva reprogramación mental, y con esta nueva reprogramación mental vivir en concordancia con ella, pues ya tienes el mundo en tus manos. La vida es lo que tú quieres que sea.

¿Qué razones te llevaron a elegir la certificación de Life Coach (Coach de Vida)?

Mira, las razones que me llevaron a escoger el Life Coach (Coach de Vida) fueron, precisamente porque – como muchas mujeres en este mundo -, estaba divorciada, tenía dos hijas, no había comunicación efectiva con ellas, no había respeto; yo tenía una autoestima muy baja, era especialista en presentarme y vivir en victimes, entre otras situaciones.

Quizá muchas de las mujeres o de los hombres que están leyendo esta entrevista, se pueden sentir identificados conmigo. Yo no sabía que había herramientas o que había procesos, entrenamientos y técnicas que me pudieran ayudar a trabajar conmigo misma, siendo yo la responsable de mis procesos.

Escogí el Life Coach, porque está cortado a mi medida; es como un traje. Me lo cortaron a mi medida porque tenía que ser un proceso de transformación, donde desprogramaron todas mis creencias, y en ese lugar reprogramaron con creencias potenciadoras, que me funcionaran para lo que yo quería lograr en mi vida; y luego me empoderaron, para que yo pudiera alcanzar mi éxito y no siguiera repitiendo con los patrones que venía viviendo durante toda mi vida, y de esta manera poder trabajar con mi círculo personal.

Así que, si tú estás leyendo esto en este momento, pues este mensaje es para ti. Si sientes que tu vida es pobre, que tu vida es mediocre, que no consigues el respeto y el amor de tus hijos o de tu pareja, o simplemente quieres hacer un trabajo evolutivo contigo, desde tu transformación, desde tu ser, y reconectarte con tu esencia y con tu originalidad, pues el Life Coach es para ti sin lugar a dudas. Ni lo pienses. Es más, ven o escríbeme, y vive tu proceso. Ponle el cuerpo a la experiencia. (betancourtj.1961@gmail.com)

¿Qué ventajas tiene hacerse Coach en la ACCA?

Las ventajas que tiene formarse como Coach en la Academia, son muchas; tanto para locales como para internacionales, porque es una carrera que puedes ejercer en cualquier parte del mundo.

Primero, por la ventaja de que sales egresado con un Book Project (Libro), que te proyecta a nivel internacional; segundo, ya sale monetizándose tu proyecto llevado a un curso o taller en nuestra plataforma IKIGAI-Learning, y de esa manera, ya graduándote, empiezas a monetizar tus conocimientos; tercero, recibes un certificado validado por la International Coaching and Mentoring Federation (ICMF), nuestro organismo regulador que nos permite funcionar; no  solamente que nos permite, sino que nos sigue formando como coaches profesionales en cualquier especialidad que escojas a nivel local e internacional.

De esta manera tiene muchas ventajas desde cualquier punto de vista que lo quieras ver. Primero, lo vives tú como ser humano. Hay un proceso en ti, porque de nada vale que tú salgas igual a como entraste a la Academia. Tiene que haber un proceso de cambio, y ese proceso de cambio comienza por ti; y luego va a tu círculo personal, social y profesional.

Por eso es que hacerse coach es una decisión inteligente, porque el proceso primero se hace carne en ti; lo vives, lo experimentas; y cuando ya tú lo vives, cuando ya le has puesto el cuerpo a la experiencia, tú puedes salir a ayudar a otros a cambiar; apoyarlos a cambiar y a transformar sus vidas también.

¿Qué le dices a quienes han pensado en hacerse coach, y, sin embargo, no se deciden?

Bueno, si tú has pensado hacerte coach y no te has decidido, lo primero que te digo es que, después que leas esta entrevista, te voy a pedir que allí, en cualquier sitio donde estés, medites por un minuto y observes que ya estamos viviendo una nueva realidad; ya las cosas no serán igual que hace 6 meses atrás.  Es hora de que tomes una decisión, porque estos cambios vienen muy acelerados, y si tú no estás preparado con estas nuevas herramientas, con estas nuevas plataformas, con estas nuevas tendencias, pues, lastimosamente te quedarás fuera de esta vorágine de crecimiento exponencial, que estamos viendo en este momento.

Si estás pensando en hacerte coach mi invitación es a que te decidas lo más pronto posible, porque mañana ya quizás no estés montado en la ola. Esto es como el surf: tienes que agarrar la mejor ola y montarte para disfrutar esa belleza de mar, que sería la vida. Entonces, yo te invito a que tomes la decisión y experimentes por ti mismo.

Créeme que con todo el personal que tenemos en la ACCA, con todo ese equipo maravilloso de mentores, no te arrepentirás, y verás muy pronto el retorno de la inversión en tu vida, primeramente, y luego en tus finanzas. Así que, si todavía no te has decidido y si yo te sirvo de apoyo, comunícate conmigo para hablar sobre esta gran decisión en tu vida.

Formarte como coach es lo más recomendable en este momento y en estas condiciones, bajo la óptica de que la revolución digital llegó para quedarse. Así que, ahí viene la ola de la ACCA. Agarra tu tabla de surf y móntate.

¿Cómo ves al coaching en el contexto de estos tiempos que estamos viviendo?

Lo veo en pasos agigantados, lo veo en crecimiento. Ya no hay vuelta atrás; ya son nuevos tiempos; afortunadamente para muchos la Revolución Industrial acabó. Estamos viviendo la Revolución Digital, y ya nada es ni será igual que antes. Así que el coaching adelante y creciendo; pues ya sabemos que todo está dirigido a la educación online y virtual; precisamente, somos la primera escuela pionera a nivel online; y eso nos da mucha experiencia, reconocimiento y confiabilidad.

Formarte como coach en estos tiempos en una escuela profesional con años de experiencia, es el mejor boleto que puedes conseguir para tu éxito, y así alcanzar tus metas personales, financieras y profesionales.

Jacqueline, has escrito dos libros. ¿Qué temas desarrollaste en cada uno de ellos?

Sí, he escrito 2 libros. Realmente mi proyecto es escribir una tríada, que se va a llamar Coaching para SER, luego Coaching para HACER, y la otra, Coaching para TENER. Ya está en circulación el Coaching para SER en las versiones de español e inglés, con muchísimo éxito.

Le doy gracias a Dios porque he sido ganadora de dos ferias internacionales del libro en cada una de sus especialidades. Ya tengo en mi mente lo que va a ser mi otro libro Coaching para HACER, un proyecto bien interesante que quiero desarrollar. Ya te avisaré para hablar un poquito de eso.

También, aparte de mis libros, soy International Master Speaker, y estoy incursionando en otras áreas. Por ejemplo, estoy haciendo una maestría en PNL (Programación Neurolingüística) y en Hipnosis Ericksoniana. Es decir, siempre estoy montada en la ola. Para mí todas las olas que son buenas, agarro mi tabla de surf y las remonto disfrutando de una nueva experiencia.

Los tiempos han cambiado muchísimo, las puertas se han abierto y, sobre todo, con estos dos libros – que sé que van a ser muchos más -, me he dado a conocer en otros países, y de esta forma también he estado promocionando el coaching de una manera indirecta, porque el propósito de mis libros es que, sea cual sea la mano en la que caiga, sepa o no sepa qué es coaching, mi libro es una herramienta que puede transformar tu vida. De hecho, mi libro es un instrumento de transformación de cada hombre y de cada mujer, que Dios pone en su camino. Está hecho en un lenguaje sencillo para cada hombre y cada mujer, no importa su condición social, no importa su grado académico; está hecho para ti y para tu vida; para tu SER. Por eso es que ha tenido tanto éxito.

¿Algo más que quieras destacar?

Quiero destacar que esta Academia, es un sueño de un gran hombre, de un gran amigo, de un gran hermano, de un gran ser un humano. Un sueño que vio en la necesidad que había en el mundo de formar personas como profesionales en el área del coaching, que, primeramente, vivieran la experiencia en sí mismos, que tuvieran como resultado un proceso de transformación, que la hayan vivenciado y que le hayan puesto el cuerpo a la experiencia para luego poder dar, transformar y formar a otros en esta novedosa profesión, y así formaríamos un ejército de agentes de transformación, que nos multiplicáramos en otros a nivel nacional e internacional

Este hombre, al cual admiro, yo y mi familia le estamos eternamente agradecidos por todo el apoyo que durante 12 años hasta este momento me ha ofrecido incondicionalmente, y, sobre todo, el amor y la confianza, la lealtad, el compromiso y la fidelidad. Realmente la palabra amistad se queda corta entre nosotros.

Nada más y nada menos me estoy refiriendo al Doctor Jeff García, a quien por medio de estas líneas quiero agradecerle de corazón, porque creyó en mí cuando ni yo misma creía en mí, y exhibió en mí todo este potencial que se ha encargado de desarrollar durante 12 años, y espero que muchos años más. Es mi mentor en estos momentos, aparte de mi amigo y mi hermano. Es mi compañero de batallas.

Quiero terminar con una frase: Los guerreros se reconocen en el camino. Hace más de 12 años, cuando yo estaba andando en el camino de la vida, y vi por primera vez a Jeff García, reconocí a ese gran guerrero que es, y que ha puesto el todo por el todo en los procesos de transformación de la Academia de Coaching y Capacitación Americana, en su equipo y, sobre todo, lo que él ha apostado por cada día ver testimonios de coaches profesionales egresados de esta institución, triunfando, prosperando y cambiando sus vidas.

¡Gracias Jeff!